En Portada Episodios Reviews / Reseñas

TBBT 3×03: «The Gothowitz Deviation». La Review

El tercer capítulo de la tercera temporada de The Big Bang Theory nos confirma lo que muchos ya sabíamos, que esta serie mejora por semanas. Si a algunos les puede parecer que en un modelo tan trillado como la sitcom (comedia de situación) ya no se nos puede sorprender, que vea The Gothowitz Deviation, porque este es uno de los mejores capítulos de esta fantástica serie ¿Lo analizamos?

¡Cuidadín, cuidadín! Si no sigues la serie al ritmo de EEUU «¡No puedes pasar!«. Si lees de aquí en adelante afronta las consecuencias.


¡Qué gran comienzo! Penny bailando en casa de Leonard, vestida solo con su camisa, haciendo tanto ruido que Sheldon aparece extrañado.

Penny: Shledon, baila conmigo.
Sheldon: No
Penny: ¿Por qué no?
Sheldon: Estoy suscrito a «Many Worlds», donde se postula la existencia de un número infinito de Sheldons en un número infinito de universos. Te aseguro que en ninguno de ellos estoy bailando.

Esto solo es el principio de una hilarante conversación sobré qué desayunar ¡Es el día de la avena!, ¿cómo puede Penny estar haciendo tostadas francesas? Bueno, es culpa de Leonard, quien se incorpora a la conversación, que aún no le ha pasado a Penny el calendario de comidas de Sheldon. Penny termina desistiendo y las tostadas, bueno, en la basura. Además, como la cama de Penny está rota tiene que seguir con su vida en el apartamento de los chicos. De todo esto surge la premisa que dará lugar al resto del episodio: Leonard insiste a Sheldon para que encuentre la manera de convivir con Penny, quizás siendo más amable.

THE BIG BANG THEORY

"Oh, eres mi pequeño homúnculo"

Tras el opening, los tres están comiendo y, al terminar, cuando Penny decide recoger los platos, Sheldon ofrece amablemente una chocolatina a Penny. No es de extrañar que tal amabilidad deje aturdido a Leonard. Tras esto, aparecen en el apartamento Raj y Howard, con una nindumentaria propia de Kiss, dispuesto a ir a un bar gótico a ligar.

THE BIG BANG THEORY

Howard y Raj, listos para comerse el mundo de la noche

Pero terminemos antes con la trama de Sheldon. Leonard observa como cada vez que Penny hace algo bien Sheldon la recompensa con una chocolatina, como si fuera un perro. «Éstas usando chocolate como refuerzo positivo» (lo que significa premio por cada acierto). Hablando de este tema, Sheldon casi consigue convencer a Leonard de que en pocos días puede hacer de Penny una novia mejor (siempre, claro, según el criterio de «mejor» de Sheldon). El tema termina sin resolverse, pero Sheldon observa como el sexo funciona mucho mejor como refuerzo positivo que el chocolate…

THE BIG BANG THEORY

¿Qué estarían pensando estos dos?

La trama de Howard y Raj tampoco tiene desperdicio. Consiguen unas medias para los brazos que hacen que parezca que uno tiene tatuajes (¡Dios, quiero saber si eso existe de verdad!) y, vestidos de negro y con los ojos pintados, se plantan en el pub más gótico de Hollywood. Allí, insistiendo en que son tipos oscuros y perdidos, aunque científicos (no tiene ningún desperdicio) conocen a dos chicas, quienes les proponen un plan mejor. Pero el plan resulta ser ir a tatuarse y, aunque en principio Howard está dispuesto a eso para conseguir sexo, el dolor de la aguja lo delata y las góticas se van.

Howard y Raj vuelven a casa inventando un final mejor para su historia, pero se meten tanto en su mentira que casi se diría que consiguieron a las chicas. Un final feliz, ficticio pero feliz.

Hay dos cosas de este capítulo que me han encantado. En primer lugar lo realmente desternillante que se está volviendo Penny: Quien parecía que no era más que la rubia tonta poco a poco participa más en los gags de la serie, ¡hoy me ha arrancado un par de carcajadas! Y, por supuesto, el retorno de «¡Bazinga!» Sheldon vuelve a deleitarnos con sus ironías. Que gran episodio ¿Qué os ha parecido a vosotros?

Por cierto, «Lo mejor del episodio» lo dejo para mañana, que son tantas cosas que se merecen un post aparte.

BigBangBlogTV visita360