Penny Sheldon

Sheldon y Penny, ni en sueños

Sheldon y Penny ni en sueños

Luego de ver el capítulo navideño de 2013, y en particular la escena de Sheldon y Penny, experimenté una montaña rusa de sensaciones. Una escena, tres momentos y tres impresiones diferentes.

Primer strike

En una línea, el primer revisionado nos muestra a una Penny prácticamente regalándose a Sheldon. Pero en un mundo sin Leonard, Penny jamás se habría fijado en un nerd, eso es lo primero que pensé al ver la escena. Inverosímil, hasta que recordé que esa fantasía pertenece a Amy, y entonces el asunto cobra sentido.

Para Amy, su amiga Penny es una chica con un voraz apetito por los hombres. Además, Amy considera a Sheldon sexualmente irresistible, así que hay que asumir esa premisa. Porque todas las chicas que se han acercado a Sheldon no lo han hecho precisamente por su atractivo físico, sino por su intelecto.

Segundo strike

Un segundo revisionado me llevó al otro extremo, asumiendo lo absurdo de la fantasía de Amy, me fastidió porque los escritores no fueron a por todas y nos plantearon de una buena vez a Sheldon y Penny en una relación, y no ese frustrado intento de seducción. No entiendo por qué casi siempre reducen todo al plano sexual.

No es un secreto que un importante sector de los fans de la serie cree que el Shenny es posible. Incluso contra lo evidente. Y yo siempre he afirmado que una relación de Sheldon y Penny sería interesante de ver. No dentro del canon de la serie, por supuesto, pero sí en un sueño o una realidad alternativa.

Así que este episodio era ideal para que esa paciente fanaticada finalmente pudiera disfrutarlo. Era el momento de olvidarse de esa lista infinita de razones que los separan. Porque sólo una fantasía desbordante podría admitir un escenario donde el Shenny podría existir.

Porque justo ahora, cuando no tenían que hacerlo, se les ocurre a los escritores ser escrupulosos con el canon y nos muestran un Sheldon totalmente indiferente al sexo femenino. Para colmo, rechaza a Penny con una clara alusión a Amy. Es una bofetada en toda regla a las ilusiones de los Shenny.

Tercer strike

Un tercer revisionario, librado ya de mis expectativas y reparos, me mostró una historia que tiene su gracia. Sheldon estuvo correctísimo en su papel, y esa Penny coqueta tiene su encanto. Además, nos mostró a una Kaley Cuoco con un estado físico envidiable ¿dónde están ahora los que le decían gorda?

Fuera

En su momento escribí que era ahora o nunca el momento para ver el Shenny ¿tendremos otro momento onírico que nos permita echarle una mirada? Sinceramente lo dudo. A estas alturas, tal como va desarrollándose la serie, creo que la única respuesta es que será nunca. Y es una lástima.

Por otro lado, una vez más queda demostrado que no es bueno quedarse con la primera impresión. Un segundo y hasta un tercer revisionado pueden obligarnos a modificar sustancialmente nuestras conclusiones iniciales, ampliando nuestros horizontes y brindándonos nuevas sensaciones. Por supuesto, siempre y cuando tengamos los ojos bien abiertos y una mente bien dispuesta para conseguirlo.

BigBangBlogTV visita360