En Portada Episodios Reviews / Reseñas

Review de TBBT: The Excelsior Acquisition (3×16)

Grandioso episodio de The Big Bang Theory, y no lo digo solo porque llevemos dos semanas sin nada nuevo. Ha sido memorable ver a Sheldon en la cárcel, ver a Raj más de dos minutos, volver a ver a Stuart (soy el único al que le encanta este personaje) y ver a Stan Lee en la serie. Hay mucho que comentar de este episodio: Pasa y lo hablamos.

Quiero esa camiseta

Aunque ha sido un capítulo muy intrascendente en la trama general de la serie, ya que no ha habido novedades en aquellas historias que continúan de un episodio a otro (relación Penny / Leonard…), han sido 20 minutos que, a fuerza de hacernos reir, se han ganado un hueco en la historia.

Empezaremos por el principio. Ya empezamos riéndonos al ver a Raj entrar en la tienda de comics, con una camiseta musical, a golpe de la Marcha Imperial de Star Wars. Hablando con Stuart, los cuatro amigos se quedan de piedra al enterarse de que el próximo jueves el propio Stan Lee irá al establecimiento para una firma de autógrafos.

En la siguiente escena les vemos en el salón buscando entre sus cómics cuál sería el más apropiado para tener autografíado por este genio de la Marvel. Por cierto, gran idea la de Sheldon: Tener la firma de Lee en un cómic de Batman, competencia directa de este genio creador (así tendría un único y curioso ejemplar). Mientras llega Penny e intenta averiguar quién es ese tipo que vuelve loco a su novio y sus amigos,  Howart descubre que Sheldon tiene una citación para el juzgado por una multa de tráfico.

Parece ser que unos meses atrás, cuando Sheldon llevó a Penny de urgencias al Hospital porque ésta se había caído en la bañera, una cámara de tráfico fotografió al científico saltándose un semáforo. Dejando claro que no es por motivos económicos, Sheldon se decide a preparar su defensa para demostrar a toda costa que es inocente. Para ello, como vemos más adelante, llega incluso a escribir lo que Penny tiene que decirle al juez.

Pero el juicio rápido no trascurre tal y como él tenia previsto e insubordinarse de esa manera ante un juez puede costarle pasar un rato en la cárcel incluso a Sheldon. AL ver el WC de la celda, donde se encuentra acompañado otros delincuentes, decide pedir perdon al juez para que lo liberen. Mientras tanto, Penny intenta que Leonard le ayude, pero éste está en la irma de cómics.

Penny se siente fatal, ya que por su culpa Sheldon no pudo tener sus cómics autografiados e ir con Stan Lee, tal y como le dijeron sus amigos, a comer un helado. Así que va a hablar con Stuart, que está tremendamente enamorado de ella en secreto, para conseguir el telefóno de Lee y así darle una sorpresa a Sheldon. Stuart, que no pude negarse a nada de lo que le pida Penny, le da su dirección a cambio de que la acompañe a la boda de su primo.

Una vez en casa de este genio de la Marvel, Sheldon se comporta como un niño ilusionado. Pero Stan Lee, harto de fanáticos que le acosan, los recibe de muy mala gana e incluso opta por llamar a la policía cuando Sheldon entra en su casa. Esta visita al juzgado se resuelve de una manera mucho más satisfactoria, ya que Sheldon consigue una firma de Stan Lee en una orden de alejamiento que piensa colocar junto a la que tiene de Leonard Nimoy.

Lo mejor del episodio:

– Ver a Sheldon en la cárcel

– La pareción de Stan Lee

– EL balbuceo de Stuart cuando lo visita Penny.

– La camiseta musical de Raj.

– Las interminables listas de personajes de Raj.

BigBangBlogTV visita360