En Portada La recomendación del mes

Pushing Daisies: La recomendación del mes

Para el mes de abril traemos una recomendación de auténtico lujo: Se trata de Pushing Daisies (Criando Malvas), un auténtico cuento de hadas de ambientación “timburtiana” y personalidad “jeanpierrejeunetiana”. Una definición tan compleja y acertada como el propio guión de la serie. Me explico.

Pushing Daisies: Amor de ultratumba

pushing_daisies-ip

Año de estreno: 2007
Dirección: Lawrence Trilling, Adam Kane, Peter O’Fallon, Allan Kroeker, Barry Sonnenfeld, Peter Lauer
Guión original: Bryan Fuller
Reparto: Lee Pace, Anna Friel, Chi McBride,  entre otros.

Argumento:

pushing-daisies._V11952822_La historia de Pushing Daisies se centra en la vida de Ned, un pastelero marcado desde niño por un don bastante complejo: Puede devolver la vida simplemente tocando el cadáver. Esta mesiánica facultad sería muy útil si no conllevara dos consecuencias. La primera es que, una vez revivido, Ned no podrá volver a tocarle pues volver a morir… y esta vez para siempre. La segunda es que si el pastelero se interpone en el orden natural de las cosas dejando vivir a cualquier persona o animal más de un minuto, otra vida de más o menos igual valor tendrá que desaparecer en su lugar. Como bien observaréis, la increible habilidad de Ned es más bien una condena.

Como no podía ser de otra manera, Ned acaba haciendo uso de sus poderes, ayudando al agente privado Emerson Cod a ganarse una pasta resolviendo crímenes que la Policía dió por perdidos. Gracias a su dedo mágico, el pastelero resucita a los muertos y, antes de que pase un minuto, los interroga para saber quién les mató. Precisamente en este peculiar trabajo es donde se encuentra con el cadáver de Charlotte “Chuck” Charles, el amor de su infancia que había sido asesinada en misteriosas circunstancias. Y hasta aquí puedo contar, para no destriparos la serie.

Por qué nunca serás capaz de olvidar Pushing Daisies:

    lee-pace-pushing-daisies-season-2-ned1-ip1. Su estética: Pocas, muy pocas veces verás una ambientación en televisión minimamente parecida a la de Pushing Daisies. La fotografía, los decorados y el vestuario recuerdan al Tim Burton más alegre, con una personalidad inaudita en un formato televisivo, y con un trabajo detrás digno de elogio.2. Su personalidad: Los diálogos y las situaciones de las que disfrutarás a lo largo de la serie te recordarán a películas como Amélie. En cada capítulo de Pushing Daisies puedes escuchar pequeñas frases que te alegrarán el día y que tardarás mucho tiempo en olvidar.

    3. La ternura de sus personajes: Como si de un cuento infantil se tratase, en Pushing Daisies no existen personajes malvados. O están locos, o tristes, o simplemente necesitan cariño. Una serie con un 0% de enemigos es una serie con un 100% de amor. Nunca olvidéis esto.

    4. La complejidad de sus guiones: Cada capítulo de Pushing Daisies sigue dos tramas paralelas, por un lado la común a todos los capítulos que envuelve la historia de amor de Ned y Chuck, y por otro la trama de investigación, autoconclusiva en cada capítulo. Cada una de estas tramas podrían formar parte de una buena película de Hollywood, ya que todas y cada una de ellas rebosan calidad e ingenio por los cuatro costados.

    5. Ned, el pastelero: Lee Pace interpreta su mejor papel hasta la fecha, dando vida a uno de los personajes más originales y tiernos que han aparecido en pantalla. Su pasado traumático y su rocambolesco presente hacen de él un personaje único. pushing_daisies_3-ip

    6. Los increibles efectos especiales: los muertos nunca han estado tan vivos. Gracias a un apartado de efectos especiales y maquillaje digno de una superproducción, en Pushing Daisies veremos cadáveres de las formas más imposibles recreados fielmente. ¡Es mejor verlo que explicarlo!

    7. Su particular modo de ver la vida: Muchos de vosotros pensaréis que una serie centrada en la muerte no puede ser feliz… nada más lejos de la realidad. Pushing Daisies usa la muerte como eje central de tramas cargadas de amor y humor, rompiendo con los tópicos y dejando bien claro que la muerte, al fin y al cabo, es una parte fundamental de la vida.

    8. Por su historia de amor: Chuck y Ned se aman desde que, de niños, jugaban a ser monstruos gigantes. Una carambola del destino les pone frente a frente, y como no puede ser de otra manera viven una bonita historia de amor… ¡Sin ni siquiera poder tocarse!

    9. Los continuos guiños a la cultura USA: Pese a que la historia se desarrolla en ambientaciones propias de un cuento infantil, en Pushing Daisies podremos ver una fantástica parodia de la cultura norteamericana. Un claro ejemplo de ello es el inspector Emerson Cod o las amargadas tías de Chuck.

    10. Una serie incomprendida: Pushing Daisies es única, tanto que no supo ganarse el cariño del público y, tras algunos problemas con los guionistas, fue cancelada de forma precipitada. No obstante, el propio Bryan Fuller ha asegurado que quiere darle una final digno a la historia en forma de película. Aunque aún no hay nada oficial, sí existe en las tiendas estadounidenses el cómic oficial de la serie, que continúa de forma directa el argumento original. ¡Ojalá veamos algún día a Ned y los demás en una pantalla de cine!

pushing_daisies_piehole_cast-ip

BigBangBlogTV visita360