Farándula Premios TBBT por dentro

Las dramedias eclipsan a las comedias como The Big Bang Theory

el-año-dramedias

The Big Bang Theory fracasó en los Critics’ Choice Television Awards 2014, es un título que visto ya publicado me hizo pensar si no estaba exagerando. Ahora creo que me quedo corto. Me invade la triste sensación de que algo gordo debe estar fallando en las comedias para que sean superadas por las dramedias.

El triunfo de Girls ya nos avisó del fenómeno el año pasado, en los Golden Globes, este año Orange is the New Black ha confirmado algo que amenaza convertirse en una tendencia. Claro, si Modern Family (que no es considerada por los CCTA) no lo evita en los Emmy y los Golden Globes de este año. Porque francamente no veo otra comedia que tenga el tipo para impedirlo. The Big Bang Theory nunca ha sido favorita en estos premios. El fuerte de nuestra serie se reduce a los People’s Choice Awards. Triste, pero cierto.

¿Qué es una dramedia?

Las dramedias son series difíciles de clasificar, ya que su apuesta va por combinar por partes iguales la comedia y el drama, incluyendo escenas que se consideran demasido «fuertes» para las comedias típicas. Si bien las dramedias suele aliviar la tensión incluyendo muchos momentos divertidos y graciosos, generalmente de humor ácido y hasta humor negro.

Algunas personas opinan que las dramedias no deberían catalogarse dentro de la categoría de «comedias», entre las que me incluyo. Sin embargo, a veces esta clasificación depende de los productores, quienes deciden donde nominarlas. Y por supuesto, ellos las nominarán donde vean mayores probabilidades de ganar.

Y las dramedias en la categoría de dramas no ganarían nunca. Su contenido humorístico es un lastre en esta categoría. Bajo ese razonmiento uno debería esperar que las dramedias tampoco tuvieran oportunidad en la categoría de comedias, ya que su contenido «excesivamente» dramático sería también un lastre. Pero no es así.

Malos tiempos, buena época para series cínicas y oscuras

De un tiempo a esta parte las comedias más alabadas por la crítica son aquellas que han incluído contenidos cada vez más «realistas» en sus propuestas, como Modern Family y el matrimonio gay, Veep y su crítica mordaz a la política, Louie y su visión pesimista de la vida ¡de un comediante!. Las dramedias llevan esto a sus límites ya que sus contenidos son mucho más «adultos» y su humor mucho más corrosivo y cínico. Combinación que requiere hilar fino a la hora de escribir los guiones.

El triunfo de las dramedias, si se confirma en los premios mayores (Emmy y Golden Globes) estaría marcando la decadencia de la comedia actual a la vista de los críticos. Al menos su propuesta de comedia «ligera» sin grandes pretensiones. Que es la liga donde juega The Big Bang Theory, Two and a Half Men, Mom y Mike and Molly, todas obras de Chuck Lorre.

No somos tan buenos

Puede que muchos se consuelen en los premios de Jim Parsons, pero yo no. Una buena comedia no se construye sobre logros individuales sino colectivos, y por supuesto, buenos guiones. Algo en lo cual The Big Bang Theory no brilla.

La triste conclusión es que si las dramedias triunfan es porque las comedias no son tan buenas como deberían serlo. De hecho, aunque muchos les duela, lo diré: si Jim Parsons gana en su categoría es porque no tiene demasiada competencia. Jim es un gran actor, pero, ¿tanto para ganar lo que ha ganado? No lo creo.

The Big Bang Theory persiste gracias a sus altas audiencias, no necesariamente porque haga reir mucho a su audiencia. La mayoría de la cual la vemos por costumbre y porque «nos saca una sonrisa». Con eso nos conformamos. De carcajadas no hablemos.

El éxito de The Big Bang Theory es suficiente para que Chuck Lorre y el elenco hagan dinero, mucho dinero, pero difícilmente están construyendo un legado. Eso a Lorre no le importa, total, cuando se acabe nuestra serie él simplemente buscará otra idea sobre la cual construir su siguiente gran éxito (comercial). Punto.

BigBangBlogTV visita360